Reglamento Delegado (UE) 2019/758 De La Comisión de 31 de enero de 2019.

El Diario Oficial de la Unión Europea del 14 de mayo de 2019 publica el Reglamento 2019/758 que complementa la Directiva 849/2015 (Cuarta Directiva) en el que se establecen un conjunto de medidas adicionales, incluidas medidas mínimas, que las entidades financieras y de crédito deben adoptar para hacer frente eficazmente al riesgo de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo en aquellos casos en que el Derecho de un tercer país no permita la aplicación de las políticas y procedimientos a nivel de grupo a que se refiere el artículo 45, apartados 1 y 3, de la Cuarta Directiva a nivel de las sucursales o filiales con participación mayoritaria que formen parte del grupo y se hallen establecidas en el tercer país (art. 1).

Obligaciones generales: respecto de cada tercer país en el que hayan establecido una sucursal o filial con participación mayoritaria, las entidades deberán, como mínimo, evaluar el riesgo de BC-FT al que está expuesto su grupo, con autorización de la alta dirección, conservar la evaluación en un registro que deberá mantenerse actualizado para que pueda ponerse a disposición de la autoridad que corresponda, y documentarlo en sus políticas y procedimientos. Se impartirá formación específica al personal del tercer país para que conozcan los riesgos de BC-FT (art. 2).

Obligaciones específicas: cuando el Derecho del tercer país prohíba o restrinja alguno de los siguientes puntos:

– Las políticas y procedimientos que resulten necesarios para detectar y evaluar el riesgo de BC-FT asociado a una relación de negocios mediante restricciones en materia de acceso a la información sobre clientes (diligencia debida) y titularidad real.
– El intercambio y tratamiento de datos de clientes para la lucha contra el BC-FT.
– La divulgación de información relativa a transacciones sospechosas a las que se refiere el artículo 33, apartado 1, de la Directiva (UE) 2015/849 entre las sucursales y filiales con participación mayoritaria en el tercer país y otras entidades del grupo.
– Las medidas de conservación de documentos equivalentes a las especificadas en el capítulo V de la Directiva (UE) 2015/849.

En estos casos, las entidades financieras y de crédito deberán, al menos:
Informar a la autoridad competente del Estado miembro de origen, indicando el modo en que la aplicación del Derecho lo prohíbe.
– Aplicar políticas y procedimientos adicionales para gestionar el riesgo de BC-FT, entre los que puede figurar la obtención del consentimiento de los clientes, que puede servir para salvar las restricciones o prohibiciones a la aplicación a nivel de grupo de las políticas y procedimientos de prevención en terceros países. Cuando las entidades financieras o de crédito no puedan gestionar eficazmente los riesgos de BC-FT, deberán poner término a todas o a parte de las actividades de su sucursal o filial con participación mayoritaria establecida en el tercer país.

Esta norma, de obligado cumplimiento y que entrará en vigor el 3 de septiembre de 2019, se basa en el proyecto de normas técnicas de regulación desarrollado por las Autoridades Europeas de Supervisión (la Autoridad Bancaria Europea, la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación y la Autoridad Europea de Valores y Mercados) y presentado a la Comisión.

Link a la norma: https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/?uri=CELEX:32019R0758&qid=1557849352353&from=EN

Superior