El BCE quiere ampliar sus funciones prudenciales y supervisoras en la lucha contra el blanqueo de capitales y financiación del terrorismo en la Unión Europea

El Banco Central Europeo (BCE) ha remitido en agosto de 2019 un documento al Parlamento Europeo en el que presenta iniciativas y acciones destinadas a reforzar el marco de supervisión y regulación en la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo (BC/FT) en la zona Euro.

El BCE que no dispone de poderes legislativos ni regulatorios en la materia, depende de la información que le proporcionan las autoridades nacionales. El BCE considera que para poder desarrollar sus funciones prudenciales y supervisoras ha de asumir mayores funciones en la prevención del BC/FT, por lo que ha tomado la iniciativa para coordinar y garantizarse el acceso a toda la información que considere que puede tener repercusiones para la estabilidad de una o varias entidades financieras.

Entre las acciones e iniciativas destacan:

  • Coordinar el intercambio de información y el trabajo en común entre el BCE y los supervisores nacionales: El BCE está desarrollando una “función de coordinación” con el objetivo de facilitar el intercambio de información con las autoridades nacionales dedicadas a la PBC/FT. Estas nuevas funciones que ultima el BCE incluirán el trabajo en común con los equipos de supervisión nacionales para abordar aspectos relacionados con el BC/FT en las entidades bajo su control.
  • Reunir a expertos en riesgos relacionados con el BC/FT: El BCE también asumirá la función de presidir una red que reunirá a expertos designados por los distintos bancos centrales nacionales y por el propio BCE donde se discutirán las implicaciones “prudenciales” de los riesgos relacionados con el BC/FT. Se evaluarán las implicaciones que estos delitos puedan ocasionar en las entidades y que puedan amenazar a su viabilidad, y en el sistema bancario en su conjunto.
  • Reforzar el control sobre los modelos internos bancarios de PBC/FT: El Parlamento Europeo, considera que uno de los riesgos del sector es la existencia de una pluralidad de modelos internos no comparables entre sí en las diferentes entidades. Para minimizar estos riesgos, el BCE se ha propuesto armonizar y fortalecer la respuesta supervisora a los modelos internos de los bancos, a través de las inspecciones remotas y un mayor acceso a la información. El BCE también está desarrollando instrucciones internas y formularios para que las entidades unifiquen la información que suministran para demostrar la validación de los modelos internos.
  • Restringir la discrecionalidad de las entidades al considerar una operación como sospechosa: El BCE está preparando nuevos requerimientos regulatorios que restringirían la discrecionalidad de las entidades a la hora de establecer, dentro de sus modelos internos, cuándo una operación se considera sospechosa.

Link al documento: https://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/IDAN/2018/614496/IPOL_IDA(2018)614496_EN.pdf

Superior